Síguenos:

Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno
Caballo y Rodeo Portal oficial de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena y la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno

Secretos del Arreglo, Jaime "Mito" Muñoz: "Esto es muy lento, el caballo aprende paso a paso"

Autor: Alejandro Alegría Torres
El arreglador del Criadero Palmas de Peñaflor contó su método de trabajo y la forma de relacionarse con los caballos.

Jaime "Mito" Muñoz se ha ganado un nombre en el rodeo gracias a la excelente labor que ha desarrollado los últimos 13 años en el Criadero Palmas de Peñaflor. El destacado arreglador conversó con Caballoyrodeo.cl en la sección "Secretos del Arreglo" explicando su método de trabajo, hablando del a forma en que hay que relacionarse con los mancos y manifestando que su gran maestro en el oficio fue Oscar Bustamante Navarro.

- ¿Cómo ha sido su trabajo durante la pandemia en Palmas de Peñaflor?

"La pega en Palmas ha sido prácticamente normal, hemos trabajado bastante caballo nuevo y tenemos muchos mancos. Así que estamos haciendo el trabajo de los caballos nuevos paso a paso, cosa que nos empiecen a aburrir y de ahí siguiendo la trayectoria que corresponde en cada paso".

- Ha habido harto tiempo para trabajar caballos nuevos en esta época…

"Hay harto caballo en la sección mía, tengo bastantes. Hay caballos que recién se están terminando de amansar y también don José Rojas con Alfredo tienen hartos caballos un poco más adelantados, los cuales se trabajan más intenso y se topean. De vez en cuando, cómo hay más posibilidades, se les echa una pasadita con el topero en la medialuna para ir fogueándolos un poquito más".

- ¿Cuál es su labor en el criadero, a qué sección se dedica?

"Mi sección específica es que yo recibo los caballos después de ser amansados y hago toda la base de la primera parte de los caballos nuevos".

Imagen foto_00000003

- ¿Cómo realiza esa labor?

"Específicamente me gusta que queden bien tomaditos de la boca. Cuando los entrega el amansador, busco que queden muy mansos, porque como se amansa acá con la amansa racional, generalmente acá hay harto campo y se puede trajinar harto al caballo. La parte mía es hacerle la boca. Yo generalmente ocupo dos riendas. ¿Qué significa eso? Le pongo la rienda a la guatana y tengo otro cordel, otra rienda más, que la pongo de bozal. Entonces voy ocupando las dos fuerzas a la misma vez para que vaya asentando bien su cabecita y realice bien los ejercicios".

- ¿Qué ejercicios son los que realiza?

"Al principio los camino harto, que caminen bastante y sueltos, bien natural. Después le hago un trote no tan largo y voy bajando periódicamente sin tirarle la boca, hasta que llegan a bajar solitos y a pararse. De ahí lo hago nuevamente al otro lado y les vuelvo a hacer el mismo ejercicio de forma suave.

Eso que explicaba es cuando voy por las calles o por los potreros, pero cuando estoy en el picadero, los hago caminar harto, les hago ese ejercicio, los hago que troten harto y que vuelvan a cero caminando. Después de eso les voy haciendo círculos animando el trote y después le pido galope, y que haga la sincronización de los tres esquemas. Entonces que vaya de trote a galope y que luego vuelva al trote y termine caminando. Y para terminar, le hago una tomada suave de la boca cosa que el caballo se sienta apoyado de la rienda.

De ahí voy haciéndoles más reiterado, pronunciado y más largo el galope. Ahí se va tomando de la boca. Cuando el caballo asimila que voy manejándolo de la boca, empieza a subir su cabecita y a sentirse apoyado en la rienda".

Imagen foto_00000004

- ¿Cuánto dura este proceso?

"Esto es muy lento, el caballo aprende paso a paso. Primero aprende a caminar, a trotar y a galopear, pero todo de forma periódica. Nunca se le va a exigir a un caballo que haga un galope atravesado. Por eso es muy lento el proceso del caballo nuevo. Yo me demoro unos dos o tres semanas en hacer este mismo ejercicio y una vez más avanzados empiezo hacerles el trote, hago unas troyitas y le voy haciendo una paradita, para después sacarlo a la otra mano, cosa que ellos aprendan a seguir la rienda y a galopear a ambas manos. Eso se lo hago en el galope. Le hago un galopito, que pare y lo saco a la otra mano, para que el caballo aprenda a marcar las troyas sin equivocarse a ambas manos. Todo eso es un ejercicio que se hace reiterado, sin ser brusco con los caballos y sin ser tensos, para que el caballo no se aburra".

- O sea hay que tener harta paciencia…

"Esto es muy largo y de mucha paciencia. Hay que tener mucha paciencia en este asunto y ser muy cauteloso con cada ejercicio que se le realizará a cada caballo".

- ¿Cuándo se da cuenta usted de que un caballo tendrá un buen nivel o que no estará para la competencia?

"Los caballos demuestran sus habilidades solos. O sea, uno se da cuenta cuando empieza a hacer los ejercicios y que el caballo empieza a reaccionar solo, es decir, él solo sale y no hay que pedirle, el caballo sale solo. Uno le hace los apoyos en los estribos o en la costilla, pero sin poner la espuela, sin hacer una salida brusca, solamente avisando qué vamos a hacer. El caballo solo empieza a mostrar sus actitudes. Y después cuando empieza a trabajar el caballo muestra solo sus actitudes, galopeando más suave, él solo va trabajando de forma pareja ambos lados".

- ¿Tiene algún secreto en el arreglo?

"No, en este oficio no hay secretos. El secreto es ser constante en el trabajo y ser muy cuidadoso. No ser maltratador ni exigir tanto a los caballos. Es importante demostrarle cariño al animal, porque es muy dócil, entonces hay que mostrarle el cariño. No hay secretos, solamente con constancia se realizarán los ejercicios. Hay muchas personas que trabajamos caballos de distintas maneras. A mí me resulta y lo hecho así durante muchos años, llevo alrededor de 13 años en Palmas de Peñaflor ya, mi sistema. A las personas que reciben los caballos les acomoda el trabajo que les entrego".

- ¿Qué le parece cómo se ha ido desarrollando este oficio en el tiempo?

"Yo pienso que se ha ido perdiendo el oficio del trabajar caballos y hacer caballos. Muchas personas mandan a trabajar caballos afuera, no los preparan personalmente. Hay muchas personas que les gusta solamente correr y el arreglo del caballo es una parte muy bonita, porque es enseñar prácticamente como a un niño el estudio".

Imagen foto_00000001

- ¿Usted tiene algún ejemplo o maestro a seguir en este oficio?

"Yo vengo de una cuna de maestros y quien me enseñó todo este oficio fue don Oscar Bustamante Navarro (Q.E.P.D.), de él aprendí todo. Y soy un gran admirador de don Regalado Bustamante. Lo admiro por su paciencia, su manera de trabajar y su temple de ir superándose día a día con cada caballo. El demuestra que cada caballo es diferente".

- ¿Qué le aconsejaría a la gente nueva que se está dedicando a esto?

"Hay que hacer las cosas tranquilo, con mucha paciencia, ser muy cautelosos con todo el trabajo que se les está haciendo cada día a cada caballo. Este asunto es paciencia y constancia con el trabajo. Porque no son todos iguales. Un caballo puede tener una gran actitud y otro que le cueste un poco más. A los caballos que les cuesta más hay que reiterarles más los ejercicios hasta que los logren hacer medianamente bien. Mientras que a los más habilosos se les camina y no se les hace tanto ejercicio, solamente el recordatorio para que vayan todos trabajando a la par".

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos

Desarrolado por Agencia PM Digital