Síguenos:

El recuerdo para Doña Tina, un ícono de la gastronomía tradicional chilena

Autor: Miguel Angel Moya
Su deceso se produjo el lunes 1 de marzo, a la edad de 82 años, dejando una impronta marcada por el esfuerzo y el empuje característico de muchas mujeres chilenas.

El inicio de un nuevo mes, en este caso de marzo, marcó también la partida hacia la eternidad de una figura muy familiar y un verdadero ícono de la gastronomía criolla. Nos referimos a Agustina Gómez Palma, más conocida como Doña Tina, quien fue muy reconocida y apreciada en el rubro y que también tuvo un estrecho contacto con nuestras tradiciones, pues participó con su restaurante en varias ediciones de la Semana de la Chilenidad organizada por la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena y los Municipios de Las Condes, Vitacura y la Reina.

Instalada en el sector de La Lechería, en el Parque Padre Hurtado y junto a un afiatado equipo de ayudantes, brindó todo su talento en el arte de la cocina nacional a los miles de visitantes que llegaban en cada edición de este evento, brindando la exquisitez y sabrosura de una empanada, de una cazuela de campo, una plateada a lo pobre, porotos granados y un pastel de choclo, entre otros platos de la cocina nuestra, sin olvidar ese rico pan amasado, con el cual abrió su exitosa trayectoria ahí en Lo Barnechea.

Su deceso fue noticia en varios medios de comunicaciones y uno de sus hijos manifestó que su fallecimiento se produjo en la Clínica Alemana de Santiago, ocurriendo cerca de las 07:40 horas de la mañana del lunes. Agregó que hace bastante tiempo tenía problemas de salud. Aludiendo a este lamentable suceso, su familia informó en Instagram, a través de la cuenta del restaurante: "Lamentamos comunicar el triste fallecimiento de una gran madre, abuela y bisabuela. Una mujer emprendedora, luchadora siempre preocupada y al frente de su familia. La extrañaremos y recordaremos por siempre, manteniendo su legado y lo que tanto te gustaba…la cocina chilena".

Su familia también contó que ya estaba retirada y había dejando la cocina de su emblemático restaurante en manos de su hija Angélica y de sus siete hermanos… pero igual se pegaba sus arrancadas para supervisar y probar las delicias que se seguían haciendo allí.

Asimismo, fue protagonista del libro Doña Tina entre recetas sabores y sinsabores, escrito por el periodista Mauricio Montaldo, donde quedó muy bien retratada una historia de puro ñeque y esfuerzo.

Destacados exponentes de la gastronomía local lamentaron su partida, resumiéndolo en lo que por ejemplo manifestó el chef Claudio Ubeda en su cuenta de Instagram y publicado en La Tercera: "El legado de doña Tina emociona. Fui su comensal, disfruté esa mano sabrosa de cocina chilena, de ese ñeque, que por lo que le tocó vivir, nos da cátedra, cancha tiro y lado a todos los que actualmente nos estamos reinventando. Esperamos que esa historia, ese sabor continúe".

Hablando de sus comienzos, Doña Tina mencionó en varias oportunidades que partió amasando harina y haciendo pan amasado en su casa ubicada en la Comuna de Lo Barnechea. Poco a poco y con mucho esfuerzo fue avanzando en esta trayectoria hasta tener su propio restaurante, el cual al poco tiempo fue siendo más conocido como un sitio donde se podía degustar la cocina criolla elaborada con los mejores ingredientes y todo el afecto de esta emprendedora. Asimismo, fue recibiendo el apoyo de muchas personalidades, entre ellas del mismo Don Francisco, que le sirvió mucho para crecer en su actividad, darse a conocer y posicionarse como un ícono del rubro gastronómico nacional.

Punto de encuentro en la Semana de la Chilenidad

Cómo decíamos anteriormente, también se consolidó como una referente del buen comer en la Semana de la Chilenidad, recibiendo en su local tanto a las autoridades que asisten a este evento en las diversas ceremonias, como al público que año a año visita en septiembre el Parque Padre Hurtado.

En ese contexto, requerimos el comentario de Luis Iván Muñoz, ex presidente de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena y actual director, para que nos hablara de esa vinculación que tuvo Doña Tina con la Semana de la Chilenidad.

"Tengo los mejores recuerdos de la extraordinaria buena disposición que ella siempre tuvo para incorporarse a la Semana de la Chilenidad. Ella en la primera Semana nos visitó, vio lo que se hacía en La Lechería y estuvo muy interesada en participar activamente. En los inicios, La Lechería era un lugar muy especial; fue como una pequeña muestra de lo que son los animales, para que los niños tuvieran acceso a ver vacas, a las cuales le sacaban leche. Teníamos corderitos, cabras y ahí fuimos agrandando esa muestra de animales", señaló.

"Ella (Doña Tina) encontró que esta muestra era muy interesante porque realmente amaba y dedicaba su vida a todo lo que era la gastronomía chilena. Entonces, ofreció ocupar un espacio y ese espacio era muy requerido, porque era el lugar donde llegaban  todos los medios de comunicación y donde los alcaldes daban todas sus entrevistas. Además, la relación personal de ella con Raúl Torrealba, con  Francisco de la Maza, con Joaquín Lavín y con los alcaldes de La Reina Raúl Donckaster y José Manuel Palacios era muy estrecha", enfatizó.

"Así que ella fue una persona muy importante para la Semana de la Chilenidad y nosotros creemos que vamos a poder seguir con su familia, ocupando los mismos espacios. Pero ella era el alma de ese restaurante tan típico de la Semana de la Chilenidad. En torno a eso, seguimos todos con entusiasmo y con ánimo, esperando que este septiembre podamos una vez más volver a repetir la Semana de la Chilenidad, siempre que las condiciones sanitarias del país lo permitan, siempre que las Autoridades nos autoricen", añadió.

"Nosotros vamos a tratar de estar, por último, por respeto y recuerdo de toda esta gente que formó parte de la Semana de la Chilenidad durante tantos años, como fue el caso de Doña Tina. Ojalá podamos seguir repitiéndola año a año", completó.  

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos

Desarrolado por Agencia PM Digital